sábado, octubre 24

La Mata Dando

¿No tendrá tantita Tabasco que me regale?
La Mata Dando

¿No tendrá tantita Tabasco que me regale?

Nos hemos atiborrado de subjetividades. En occidente nos hemos cansado de vivir hacia afuera, vemos y caminamos desde la punta de nuestra nariz hasta donde alcance.  El progreso trae un grado de complicación. Hace más de 50 años el hombre pisó la luna y las máquinas hoy, llegan a Marte. Se han inventado lenguajes de programación que controlan nuestra cotidianidad. Hemos digitalizado el concepto de nosotros mismos y ahora tenemos seguidores o amigos que nunca hemos visto. La fama se ha devaluado, antes era el privilegio de algunos pocos que tenían una gracia o un talento. Hoy se es famoso "a granel", diario hay nuevos famosos; hay tanta fama en el mundo que cuesta poco, así como el petróleo hace unos meses, no se sabe dónde ponerla, así que hay que distribuirla en videos pendejos de tik...
Un día voy a superar al Che
La Mata Dando, Narrativa

Un día voy a superar al Che

Ernesto se despierta, se incorpora. Ve la hora en su Apple Watch. Aleida sigue dormida. Ernesto acaricia su espalda descubierta. Ella hace una mueca. Su piel morena contrasta con las sábanas blancas de la king size. Suena una guitarra: Sex on fire. ¿Están grabando un comercial? No se sabe porque la imágenes son borrosas. Ernesto se pone unas mallas Adidas, tiene el abdomen y los bíceps fuertes y marcados. Abre la cortina: en Manhattan está amaneciendo y en el reflejo del vidrio se ve la cara del Che con su barba desarreglada y el fondo lleno de edificios. Una toma de arriba nos da la perspectiva del loft donde viven el argentino y la cubana. En una pared de ladrillo lucen obras de Andy Warhol y en otra un escudo del Independiente y la foto del Che Guevara. Ernesto se dirige a las cintas de...
Diciembre
La Mata Dando, Narrativa

Diciembre

Época de dos caras: espacio donde converge la depresión con la esperanza. Hace años que los villancicos se caducaron y ya no surten efecto. Querido Rivotril: Santa no me escucha. La ciudad tiene otro ritmo, apenas son las seis de la tarde y las luces blancas decoran un carril de la avenida y las luces rojas, el otro. Tanto coche hace a la prisa lenta. Un adorno más en la ciudad y ya sería un exceso. La calle de Madero exige una selfi, un foquito más y se vería ridícula. La gente ríe a carcajadas. Las empresas se hacen de los restaurantes. La economía se mueve porque es la navidad. Alguien se enoja por su regalo del intercambio mientras que los que se traían ganas tienen la oportunidad, la pinche sidra y las emotivas palabras del jefe funcionan como afrodisiaco. Las rifas nunca son injus...
Esas verdades no las tiene ni Netflix
La Mata Dando

Esas verdades no las tiene ni Netflix

El 23 de marzo se conmemoró el 25 aniversario del asesinato de Luis Donaldo Colosio, Netflix produjo una serie sobre el tema, caracterizando a los protagonistas que fueron parte del histórico momento con todo y sus nombres reales. Las nuevas formas de comunicación y la exigencia de contenidos por parte de los consumidores, están logrando que se recreen vidas de todo tipo. Artistas que en su buena época vendieron millones de discos, pero ante el ocaso presente, están poniendo su biografía al alcance del streaming y de la industria de la televisión. Luis Miguel, José José, Alejandra Guzmán y Juan Gabriel ya tienen su bioserie, algunas muy exitosas, otras un fracaso. Hay una tendencia por recrear historias ya pasadas, historias reales, donde se muestre lo público y lo privado de ciertas pe...
Nos hacemos viejos
La Mata Dando, Narrativa

Nos hacemos viejos

  Estoy a año y medio de cumplir cuarenta. Mi padre decía que la vida empezaba en el cuarto piso. En 1988, cuando los cumplió, hizo una fiesta en grande. Aquella celebración quedó en mí como un dato vivencial, retuve ese número (40) como una lejana referencia de la vida. Yo tenía 7 años de edad y no tenía la capacidad para dimensionar lo que significaban tantísimos años, el tiempo tenía naturaleza eterna; tengo mente de calendario, quizá porque nací en 1980, un número redondo, lo que me facilita medir el tiempo en múltiplos de 10. Cuando cumplí 20, seguía sintiendo esa sensación de eternidad al pensar que tendría que pasar otro tanto igual de tiempo para llegar a los 40 años, estoy a año y medio de cumplirlos y siento que las torres gemelas se cayeron ayer. Muchos amigos han ...
Las niñas bien y los fifís
La Mata Dando

Las niñas bien y los fifís

En el cine hay una joyita que bien podría poner neuróticos a los detractores del peje. Imagínense que la cinta  —prometo no espoilear más que lo que espoilea el tráiler— retrata la forma como una familia acomodada se va a la ruina económica, y por lo tanto se viene el derrumbe de su posición social. La película es lenta, se desarrolla en el contexto político del gobierno de López Portillo a principios de los ochenta; vemos la forma cómo una familia aniquila sus sueños burgueses, y cómo  hace todo lo posible por mantener, por lo menos en la apariencia, su estatus social. ¿Qué se puede decir del gobierno de López Portillo?  Primeramente hay que decir que arrastró la herencia maldita de Luis Echeverría Álvarez. Con López Portillo fueron años de un nepotismo sin límite,  de inflación desorb...
La Mata Dando

No te desgastes, la gente difícilmente cambia de opinión

Abres face y te encuentras una pregunta: ¿Qué estás pensando? Y ahí tienes un espacio para escribir lo que quieras. Quizá estemos pensando poco, pero lo que sí, es que tenemos una necesidad inmediata de escupir un cúmulo de ideas que traemos en la cabeza, que quizá estén planas, vistas desde un solo ángulo. Así que Facebook quizá debería de preguntarnos ¿Sobre qué quieres opinar y qué quieres opinar de eso? A veces es ocioso entrar en discusiones interminables sobre política, aborto, economía, feminismo, ecología, o el tema que me digan, hasta hablando de futbol hacemos entripados. Tenemos la idea de que la interlocución en los temas enriquece el debate, pero cuando estás opiniones se han industrializado, toda nuestra verborrea digital es paja que contamina y hace difícil la necesid...
A 20 años de ‘Todo el poder’
La Mata Dando

A 20 años de ‘Todo el poder’

Los años noventa fueron esperanzadores para el cine mexicano.  La generación de nuevos productos tanto en cine como en televisión eran consecuencia de los intentos democratizadores que se daban desde la sociedad civil. Argos, la productora de Epigmenio Ibarra, irrumpió con nuevos contenidos en la pantalla chica, produjo tres telenovelas que marcaron época: Nada Personal en 1996, Mirada de Mujer en 1997 y Demasiado Corazón —continuación de Nada personal— en 1998, estas dos tenían un contenido político que era impensable en la época hegemónica del PRI. 1994 fue un parteaguas en la historia política del país, significó la antesala para que el PRI abandonara la presidencia; la crisis económica de 1995 y la putrefacción del sistema político mexicano dieron pauta para que el PRI dejara de ser...
La Mata Dando

El pantano

Intento escribir algo sobre lo que está pasando en el país, y temas no faltan; imagínense, hay material de sobra para redactar algo después de ver la asunción de la izquierda al poder, hay una dialéctica ambigua llamada La cuarta transformación que tendríamos que desmenuzar, estamos frente a la instauración de un nuevo régimen político,  también hay un aeropuerto en vilo que ha sido El símbolo de la lucidez o de la desgracia según el posicionamiento de nuestra óptica, y hay  mucha pedacería de ideas a medias que no sabemos a ciencia cierta de qué tratan, pero hacemos nuestras conjeturas y opinamos con la rapidez que exigen las redes sociales: castración química, legalización de las drogas, aborto, autoritarismo, los bonos de deuda para el NAIM, el ganso que no se cansa, transformaciones y ...
Claudia Mijangos y la memoria colectiva
La Mata Dando

Claudia Mijangos y la memoria colectiva

Un martes de abril de 1989, Querétaro amaneció con la noticia de que una mujer había matado a sus tres hijos la madrugada del lunes. Las noticias no circulaban como ahora, apenas dos periódicos eran nuestra única fuente de información: el Diario y el Noticias. ¿Dónde sucedió? En una colonia emblemática de la clase media queretana: Jardines de la Hacienda. Con el paso del tiempo, parece que  la casa de “la Mijangos” se ha convertido en la antítesis del patrimonio tangible de la ciudad, se erige como monumento al morbo, y cuando se levantan monumentos hay conciencia de los hechos. El municipio construyó  una barda en la fachada por las quejas —muy justificadas— de los vecinos, ya que les tocaba lidiar con la fastidiosa convocatoria de casafantasmas —en el mejor de los casos—, que entraban a ...