Entrevista a Felipe Restrepo

Felipe_Restrepo
Felipe_Restrepo

¿De qué puedes hablar cuando tienes sentado frente a ti a Felipe Restrepo,editor de la revista Gatopardo? Los temas podrían ser infinitos, pero nos advierten los organizadores del Hay Festival: solo tienen 15 minutos; así que voy directamente a la esencia del gatopardismo: Latinoamérica, y vaya que Restrepo es un viajero incansable y conocedor —aunque él diga que no— de la cultura en América Latina y testigo de sus procesos políticos.

Felipe Restrepo Pombo lleva 11 años radicando en la Ciudad de México; nacido en Colombia en 1978 sigue de cerca lo que acontece en su país. Apenas hace mes y medio hubo una transición y tomó el poder Iván Duque Márquez, —Colombia volteó hacia el conservadurismo—, y sobre eso, Restrepo habla sin tapujos: —he visto con cierta preocupación, lo que ha pasado en el proceso electoral, creo que el gobierno entrante es un gobierno con nexos con la extrema derecha, con el crimen organizado y soy muy escéptico de lo que haga el presidente Duque — dice Restrepo.

Hay singularidades en cada país, en cada región de América Latina, pero también hay problemas en común desde Tijuana hasta la Patagonia— añado… y Felipe hace una breve radiografía de la región:

Es evidente, los problemas son bastante grandes y comunes: la corrupción, la pobreza, la educación, la enorme violencia, creo que tristemente son elementos que se repiten y que se han repetido por años y siento que la gente está haciendo poco por solucionarlos, por ejemplo, el tema de la educación, uno de los que me parece más graves. Tengo la suerte de viajar por Latinoamérica y me encuentro con que el peso que debería tener la educación en países como los nuestros es cada vez menor, y que los gobiernos, sean de izquierda o derecha, corruptos o no corruptos, prometen mucho pero hacen muy poco por mejorar la educación de la gente, que para mí es una salida clarísima del subdesarrollo; veo también muy poco interés por acabar con la corrupción, en todos nuestros países hay muchísima corrupción, en unos más que en otros,  pero está ahí, y también es uno de los grandes flagelos de nuestras sociedades.

—Estamos a menos de tres meses de dar un giro a la izquierda, tú conoces la realidad de México, ¿qué esperarías del nuevo gobierno encabezado por López Obrador?  —le pregunto.

Felipe Restrepo ha sido un testigo de la historia más reciente de nuestro país y, con toda la calma del mundo, contesta: —He vivido dos gobiernos, en mi opinión, bastante malos, y ahora el que viene ¿qué te puedo yo decir? Soy también muy escéptico a cerca de lo que se viene.

—Ustedes en Colombia tuvieron una segunda vuelta por el tema de la mayoría, en México no se contempla eso, pero si hubiera existido, no habría sido necesaria una segunda elección porque AMLO ganó con el 53% de los votos. 

—Eso es de las cosas que me gusta —expresa Felipe—, ese apoyo por una salida diferente, por buscar remplazar modelos que claramente no estaban funcionando, soy escéptico porque durante la campaña no se dijo mucho sobre qué tipo de gobierno se haría, es un poco un salto al vacío, la gente votó por algo diferente sin necesariamente saber qué era eso diferente, votó solo por un cambio, que es un gesto válido, pero me preocupa lo que se vaya a dar. He visto durante esta transición cosas que me han gustado, otras cosas que no me han gustado tanto, pero bueno, México se enfrenta a algo completamente desconocido y por el bien de todos ojalá salga bien.

Hablando de los procesos que pasan en América Latina, abordamos el tema de Venezuela: — ¿Qué tan real es lo que se escucha en México de lo que pasa allá, en Venezuela: éxodos, hambre, presos políticos?

— Es real, creo que el caso venezolano tal vez es la gran tragedia latinoamericana de los últimos años: cómo un gobierno populista, autoritario, ha destruido a un país, lo ha robado, lo ha acabado y vemos como los venezolanos que deciden quedarse en su país se están muriendo de hambre, y los que deciden irse se están yendo a donde sea bajo las condiciones que sean en una enorme migración que pasarán años en los que se siga hablando de este éxodo; los venezolanos están huyendo alrededor del mundo porque en su país no se puede vivir, y es una tragedia: que en un país que tiene todo los medios, que por culpa de unos déspotas, por culpa de unos gobernantes autoritarios, la gente no pueda vivir en su país, me parece es una enorme tragedia, y es real, terriblemente real, y no sabemos qué tan al fondo va a llegar esa gran crisis.

Con las experiencias de los últimos 18 años en América Latina, vemos estos péndulos de ir hacia la izquierda y hacia la derecha, y lo que está pasando en Argentina vemos que tanto ha fracasado la izquierda como la derecha — añade.

Felipe ríe con sarcasmo: —lo que está pasando ahorita en Argentina es tristísimo porque es la prueba de que si bien estos gobiernos de izquierda, populistas, fueron un desastre, mira lo que está haciendo la derecha también; lo que dices del péndulo es real, por ejemplo, en el caso colombiano creo que iba muy bien encaminado, hacia un proceso de paz, de un gobierno de centro derecha, que fue el de Juan Manuel Santos, que no fue perfecto, pero hizo muy buenas cosas y los votantes eligieron  un cambio hacia la derecha desconociendo un poco lo que se había hecho.

Felipe Restrepo trae buen kilometraje recorrido en su labor periodística, además de buen kilometraje en muchísimos viajes que ha hecho por el mundo, lo que le ha permitido acumular experiencias para escribir dos libros de viajes: ’50 hoteles con encanto en México’ y ‘Mundo Maya’.Realizó una biografía del pintor Francis Bacon titulada ‘Retrato de una pesadilla’ y en 2016 recibimos su primer novela titulada ‘Formas de evasión’ publicada por Seix Barral. Así que bajo su óptica y experiencia le preguntamos su opinión sobre cómo está el periodismo narrativo y el fenómeno de las redes sociales:

—Creo que las redes sociales no son culpables en sí de nada; las redes sociales están ahí, cada quien puede darles el uso que quiera, y no creo que el hecho de que existan las redes sociales quiera decir que hay cosas más extensas más profundas, es decir no creo que lo uno excluya a lo otro, no creo que por el hecho de que la gente tenga Facebook, Twitter,  no pueda acudir a una buena crónica, no pueda leer, yo lo que creo es que es una responsabilidad nuestra, de los periodistas, hacer un periodismo de mayor calidad para no perder a nuestros potenciales lectores, porque esta crisis del periodismo de la que tanto se habla y que se culpa a que hay Twitter, y que se culpa a que la gente ahora es más tonta, la gente es igual, más o menos tonta de lo que ha sido siempre, eso no ha cambiado, lo que ha ocurrido es que los periodistas nos hemos creído esta idea de que el periodismo tiene que ser inmediato, que no se tienen que verificar los datos, que no se tienen que editar los textos, y que somos flojos, hay que decirlo, los periodistas se han vuelto muy flojos, le han perdido respeto a su oficio, y creo que de ahí parte la gran crisis del periodismo, de que no se cuentan buenas historias, de que no se dan tiempo para pensar. Se cree que hay que competir con Facebook, que hay que competir con Twitter, y no. Hay que hacer periodismo y hay que hacer periodismo de calidad, y eso implica que nos volvamos a sentar a pensar, por qué lo hacemos, para qué lo hacemos, cómo lo hacemos.

Referente ya del periodismo narrativo en Latinoamérica, Felipe Restrepoparticipó en la edición 2018 del Hay Festival Querétaro. Estuvo en un diálogo con André Aciman, autor del libro “Llámame por tu nombre”novela que fue llevada al cine, Aciman y Restrepo hablaron sobre el proceso de llevar la obra literaria a la pantalla grande. Restrepo presentó en este festival el trabajo del actor mexicano Tenoch Huerta y, por último, moderó un diálogo donde la temática fueron las desapariciones forzadas en México.